jueves, 24 de junio de 2010

obra de infinito amor

Para estos días, en las màs de cien escuelas primarias del municipio
Guamà se respira un ambiente de ejercicio docente evaluativo, donde
los estudiantes concientes de alcanzar nuevos niveles en la enseñanza,
acuden a los exámenes para demostrar que las materias impartidas han
sido asimiladas con el mayor de los empeños.
Nuestro héroe nacional Josè Martì sentenciò en una frase "ser culto es
el único modo de ser libre", la expresión cobra vigencia cada día
cuando veo en cada pequeño de los que acuden a las aulas guamenses,
cómo elevan su caudal de conocimiento, cómo sus expresiones y nivel
comunicativo dejan ver que en Cuba la cultura no es patrimonio de
Elites ni està asociada a territorio alguno en gesto de favoritismo.
Es cierto que la obra educacional en Guamà no es perfecta pero de que
si la comparamos con los años precedentes, el salto cualitativo es
inmenso, es incuestionable.
Es normal para estos días de junio, cuando se está en conteo regresivo
para finalizar el curso, escuchar parlamentos entre padres e hijos
donde el adulto le exige al pequeño que cumpla con sus estudios
independientes, se prepare para los exámenes finales y , por supuesto,
obtenga buenas notas.
Como padre al fin que soy y, considero la gran mayoría de guamenses
que estén en mi posición lo reafirmen, la mayor satisfacción que se
experimenta es saber a ciencia cierta que los hijos van madurando de
manera consolidada su preparación ante la vida. Que los maestros de la
enseñanza primaria marcan para siempre el desarrollo futuro de ellos
en su actividad docente para otros niveles. Que lo que aquí se
coseche, así será el resultado para el futuro.
¿!Cuánto cuesta un piano de esos grandes donde toca Frank Fernández,
Papi!? –me preguntó mi hija que apenas tiene diez años y cursa el
quinto grado. Le dije que ese instrumento era el más costoso de
cualquier agrupación musical. Que si ella hoy tenia en sus manos un
Piano con características similares para que aprendiera, ese costo lo
asumía a gusto el Estado cubano que permite hasta a los de menos
ingresos llegar a conocer lo que en otros países depende de un
privilegio económico individual. Este ejemplo tan simple, pone de
manifiesto que la educación en Guamá toca a todos, hasta de una
computadora como expresión de que la tecnología en sus últimas
generaciones forma parte de otras de las oportunidades que, en otros
Estados sumidos en el esquema de consumo, es sólo exclusivo para los
que "pueden".
Por esa razón, cerrando el curso, les invito a que pasen balance de lo
que, aún sin salir de nuestros bolsillos, llegó de manera tangible a
ocupar el patrimonio cultural de nuestros hijos. No será ocioso hacer
el balance.

----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: