domingo, 25 de abril de 2010

Vision personal de mi colegio y las elecciones.

Chivirico. 25 de abril del 2010.
Hoy se realizan las elecciones parciales en Cuba para elegir a los
delegados que nos representarán en las asambleas Municipales del Poder
Popular. Acá en mi colegio, donde tuve la oportunidad de ejercer el
derecho al sufragio, existía un ambiente de camaradería y fraternidad
entre quienes asistían a elegir a quien le iba a representar durante
el próximo mandato. En verdad, para mi resulta difícil verter opinión
en calidad de periodista y a la vez de posible delegado porque, si
algo hemos aprendido en nuestra Cuba, es que las campañas para
promover una posible ocupación de cargo de gobierno no es otra cosa
que maniobra y manipulación a la voluntad de los hombres. Si embargo,
para mi resultó emocionante cómo cuando me acercaba al colegio
electoral, mi "opositora", como se le conoce en otros países al
contrincante por el otro partido, me recibía con alegría y
expresándome la voluntad de participar junto a mi en el acto de
depositar la boleta.
No hay otro ambiente que ese. Llevo doce años desempeñando mi labor
como delegado de Gobierno en la circunscripción y aunque los
resultados de los sufragios nunca han mostrado que supero con gran
diferencia a mi "contrincante", siempre los he superado con escasos
votos, los electores me han mostrado respeto y nunca se ha producido
el más mínimo incidente de ofensa y repudio a mis tal vez limitadas
gestiones ante una situación determinada con ellos.
Vivimos en un país subdesarrollado, donde las carencias de recursos
pueden ser la justificante en los electores para no mostrar voluntad a
participar en las elecciones, sin embargo, aquí en esta parte de la
Sierra Maestra es tradicional que asistan más el 99 porciento de los
electores en cada periodo habilitado para ejercer ese derecho
constitucional.
Les reitero, llevo casi trece años como Delegado del Poder Popular y,
lejos de ser traumático para muchos en otros países no salir elegido,
acá sucede lo contrario, aquí no se mueve dinero alguno para comprar
la voluntad de alguien, sólo se le estimula la conciencia al ser
humano para que pueda advertir en su futuro representante de gobierno
quien es el más capaz, el más revolucionario, el de mayores virtudes.
Todo es limpio.
Mañana, si salgo reelegido o no, les daré mis apreciaciones sobre mi
"opositor", el cual, mujer de pueblo y querida por mis coterráneos, la
propuse personalmente en mi área de Candidatura donde expresé todos
los argumentos de porqué la seleccionaba.
Mis colegas periodistas me llaman y jocosamente me refieren ¡Hasta
cuando voy a estar ejerciendo la labor de Delegado! Y a ellos le he
manifestado que hasta que el pueblo quiera.
Lo cierto es que como toda obra humana no es perfecta, trabajaremos
siempre por hacerla mejor.
Saludos.


----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: