martes, 1 de enero de 2013

Las cosas por la cual querer mucho más a Guamà.

Las cosas por la cual querer mucho más a Guamà.

A veces no somos capaces de valorar en su justa magnitud las cosas
buenas que nos rodean y, un tanto en gesto de desaprobación,
criticamos las manchas que envuelven nuestras vidas.
Ninguna obra es perfecta. Pero siempre tiene lados hermosos que
debemos poner en alto como compensación a las arrugas que pretenden
empañarla.
Ayer, en mis acostumbradas incursiones en la red de Internet, muchos
colaboradores guamenses que cumplen misión en el extranjero me
preguntaban que tal el fin de año por acà. Le dije que este año vi
mucha màs familias reunidas en la cena que en otras ocasiones. No
pocos acà en Chivirico tuvieron la opinión que en barrios como Las
Calabazas, La Gasolina, El mincin, la Planta del frio, El caserío, los
Cangrejitos, hubo un predominio del olor a carne de cerdo azado. Una
persona en gesto de satisfacción me dijo: Benigno, yo pense que con
las penurias que dejò Sandy iba a ver menos familias disfrutando pero
sucediò lo contrario. Donde quiera tu veias un humo blanco que
indicaba que alli estaban azando un puerco, eso es lindo.
Pero también vi en la plaza 26 de Julio casi un pueblo completo
esperando el nuevo año.
Algunos prefirieron esperarlo en casa pero ahora la tendencia es cenar
temprano y salir a la calle a coger la noche con su frescor y saludar
a quienes veamos se merezcan el tradicional ?Usted sabe lo que le
deseo, mucha paz, prosperidad, que todo se le haga camino para el bien
y que lo malo quede atràs?.
El abrazo, el brindis, el apretón de manos. La emoción de haber vivido
un año mas en esta carrera del tiempo que nos impone el destino.
Hubo una joven que esta en Venezuela que me dijo: Benigno, aquí
comimos bien pero tu sabes que sin la familia al lado no es nada.
Saludame a mi Negro por allá. Yuraimis García, una enfermera que
cumple mision en Venezuiela me pidió con Nostalgia que le saludara a
su gente de aca.
Otra fue Maria Ruano, quien fue económica de la Empresa del Comercio
en Guamà y hoy vive en Los Estados Unidos. Me dijo: Benigno le hecho
mucho menos a mi clima de mi patria. Aquí hay un frio que pa què. La
comida se te congela de ponerla en la mesa.
Otro fue Marcial Rodriguez quien vive en Los Estados Unidos y cada vez
que ve a través de Internet a su gente de la Calabaza me pide de
corazón que le salude a su gente de su pueblo querido. Ellos lo dicen
con toda la sinceridad del Mundo. Hace unos días puse una foto donde
se veía a Pipi, el motorista de la emisora y, el propia Marcial puso
un pie de opinión que decía. Salúdame a Pipi, el mejor pintor de mi
pueblo querido.
Pero hay que ver còmo siguen las fotos de su pueblo. Cuando puse
imágenes de los destrozos de Sandy en Aserradero me salio Ramon Danger
quien esta en Angola, salio también Efrahin Corrales el medico que
cumple misión en San Vicente Islas Granadinas. Y ellos emitían
opiniones con un sentido de pertenencia a su pueblo que emocionaba en
saber que aunque pobres aca, la gente quiere a su pueblo. Lo ama, se
lo digo con toda la propiedad que me asiste. Y eso no es patriotismo
solo, es algo más, es devoción.
Estas cosas asi me llenan de espirito en querer y luchar más por mi
pueblo. Cuando usted ve que alguien de aquí se compra un auto, un
camión, e incorpora un articulo mas a su bienestar personal, se da
cuentas que nuestra tierra crece, se hace mas importante y de esa
manera los problemas son menores.
Estas son las cosas por la cual todos debemos querer mucho mas a Guama.

No hay comentarios: