miércoles, 9 de marzo de 2011

"!Subir monatañas hermana hombres!"

Pico Turquino.
La familia de radioaficionados del municipio Guamà ha venido a
constituir una de las fortalezas con que cuenta la defensa civil para
reducir las vulnerabilidades a que se somete este territorio costero y
montañoso cada vez que ocurren fenómenos climatológicos que amenazan
con afectar recursos materiales y humanos a su paso por esta zona.
Ricardo Beatón Rodríguez, quien dirige los radioaficionados guamenses
nos ha demostrado que esta tropa siempre está en la mejor disposición
combativa de incursionar los más agrestes lugares de estas
inmediciaciones de la Sierra Maestra y hacer sus reportes de lo que
acontezca en ellos.
Una experiencia singular para estos radioaficionados que han
categorizado también a sus esposas en esta útil tarea, diez
matrimonios tributan también los indicativos de las plantas que
poseen, se unieron para escalar el Pico Real del Turquino, la montaña
más alta de Cuba cuya mayor parte está ubicada en Guamà y la más
pequeña en la provincia Granma y desde allí dieron a conocer al mundo
las exóticas plantas que pueblan estos lares donde se preservan con
especial cuidado por trabajadores de la Unidad Silvícola Las Cuevas y
también los del equipo de flora y fauna del gran parque nacional
Sierra Maestra.
Para llegar hasta el Turquino, no pocos han experimentado la
diferencia de presión atmosférica y las bajas temperaturas que se
perciben por quienes deciden esta interesante aventura en contacto con
la naturaleza. Un microclima especial mantiene vivas diversidad de
orquídeas que galantean a los visitantes como muestra de su vitalidad
y esplendor.
Mil novecientos setenta y cuatro metros sobre el nivel del mar permite
observar en horas de la noche con cielo despejado de nubes, el
resplandor de las luces y luminarias públicas de Jamaica, una Isla que
está a más de sesenta kilómetros de este lugar montañoso de Cuba. Una
muestra que desde las grandes alturas hasta la incapacidad del ser
humano de poder alcanzar ver hasta las grandes distancias se acorta.
"No hay un punto en el planeta donde no llegue nuestra señal de Ondas
Cortas cuando emitimos nuestros mensajes desde el Turquino" -plantea
Ricardo Beatón quien siempre, en su lenguaje técnico exige el
tradicional "QSL" en el código fonético internacional para dar latitud
y longitud y exigir una confirmación del mensaje recibido y las claves
asociadas a países, ciudades y nombres de personas. ¡Nicaragua,
Charlies, Ontario, Canadá que aparece en el catalogo internacional
donde figuran estas plantas.
Estos equipos tiene un indicativo asociados a las categorías que se
agrupan en tres tipos, los CL8, CM8 y los CO8.
42 radioaficionados en Guamà están preparados para enfrentar con éxito
la trasmisión oportuna de información de carácter utilitario que
facilite la mejor calidad de vida de quienes habitan esta difícil y
compleja zona de la geografía cubana. "Subir montañas hermana
hombres", una máxima martiana que les caracteriza.


----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: