lunes, 7 de febrero de 2011

Un digestor que ofrece sus garantias a familias en la Cuquita.

La Cuquita, Uvero.
Aprovechar las excretas de animales para generar combustible que
sirvan para la cocción de los alimentos es una experiencia que muy
bien se tiene como referencia en Edy Santisteban, campesino que vive
en la finca de la Cuquita en el Consejo popular de El Uvero en Guamá,
Santiago de Cuba quien desde hace cinco años pone en practica un
proyecto de obtención de gas metano y cuya efectividad está demostrada.
En Guamá el movimiento político del Fórum de Ciencia y técnica, que
agrupa a aquellos talentos que innovan y realizan aportes que
sustituyen importaciones tienen registrado en patente la iniciativa de
este campesino que de tan sólo asistir a una escuela santiaguera donde
se emplean los digestores, obtuvo la referencia y de inmediato la
sometió a prueba con resultados palpables.
Edy cavó un pozo de más de siete metros de profundidad, lo embrocó con
ladrillos en sus paredes en dos hiladas de manera entrecruzada para
ofrecer más dureza a la presión del gas, y dentro de él introdujo una
campana de acero inoxidable cuyo peso oscila aproximadamente las
quinientas libras. La Generación de gas a partir de la descomposición
de las excretas es tan elevada en su presión que es capaz de levantar
a más de cinco metros aquella mole de hierro que en su parte superior
tiene instalada las llaves y tuberías de salida del gas.
Plantea este creador que no es necesario usar llaves reguladora de gas
como las que se emplean en las industriales tomas que se instalan en
las cocinas de Gas licuado, la Llama de la candela del gasificador es
azul transparente y una calidad de primera. Tan sólo emplea
diariamente un cubo de excreta que le agrega a la masa que en el
interior cataliza el proceso de descomposición de la materia orgánica.
Interesante es que ahora Edy pretende obtener energía eléctrica pero
esa es una historia larga de contar porque necesitará acido sulfúrico,
componente químico que no lo tiene al alcance en la zona.


----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: