viernes, 11 de febrero de 2011

"Mensajes a su paraiso".

En mi experiencia como periodista de la radio local, desde que ejerzo
esta hermosa profesión lo que más me motiva a seguir rindiendo
utilidad al pueblo es la constante retroalimentación que se produce
cada vez que un tema resulta de impacto, es como una reacción en
cadena en el que es difícil que alguien no se te acerque para
comentarte sobre el tema más trascendente que trataste en el día.
Y no es apasionamiento pero de que aporta más que dinero, se lo
aseguro. Hay tantos ejemplos que poner que serian interminables en mis
veinte y un años de graduado. Pero, desde que también me ocupo en
actualizar en internet sobre esta tierra, del que siempre aparecen
detractores, estoy asistiendo a un hecho singular que me llena cada
día de patriotismo. No son pocos los guamenses que hoy radican fuera
de Cuba y me agradecen de corazón que siga poniendo noticias de Guamá.
En España, en estados Unidos, en Italia, en Canadà, en Venezuela, en
Panamà, en Holanda. Hay que ver la cantidad de mensajes que me envían
en agradecimiento de poder ver lo que se hace en esta esquina del
mundo. Hubo uno asi de tan simple que me dijo, espero me pongas la
foto de los nuevos arboles que van a sembrar a ambos lados de la
avenida principal de Chivirico.
Pero también los hay que hasta canciones me han enviado como muestra
de su eterna devoción por esta tierra. Desde España un trovador, Jorge
Sánchez, él es de Chivirico pero radica en ese país desarrollado, hace
lo imposible económicamente cada año por venir y rosar con su terruño.
La canción que escuchan de fondo es la muestra de lo que en poesía
describen es este lugar.
Guamá no será un paraíso como el que quisieran tener muchos
adinerados en el mundo pero, quien para estos días ven la telenovela
brasileña ciudad paraíso, pueden apreciar lo exuberante y bello de
los paisajes de un pueblo que, también como Chivirico, comenzó con una
radio base con altoparlantes y luego devino en emisora. También en
Chivirico vinieron jóvenes llenos de ideas, recién graduados, para
abrir un medio de difusión masiva que le diera al pueblo un rango
mayor. Ya hoy eso que fue sueño, viaja en internet, en el mundo y
alimenta a los de aquí que, tal vez en un momento difícil de su vida,
decidieron abandonar la tierra pero la extrañan, no dejan de
comunicarse y hasta, con sinceridad, envían canciones y obras de artes
como esta.
Es gratificante saber que en el mundo miles de guamenses, conscientes
que este no es el paraíso soñado, son capaces de levantar la bandera
de la pertenencia y aprecian con infinito amor los encantos que le
vieron nacer. Les dejo tan sólo un pequeño espacio de la canción de
Jorge Sánchez pero, de corazón les digo que tengo testimonios de no
menos de veinte guamenses que hoy radican fuera pero no dejan de mirar
hacia acá.


----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: