sábado, 22 de enero de 2011

La boda, un acto que debemos rescatar.

Chivirico. 23 de enero del 2011.
Una boda nunca ha dejado de ser un importante acontecimiento social
desde que el ser humano Instituyó legalmente la formalización del
matrimonio como algo sagrado en la pareja ante sus semejantes. De
hecho, esta práctica se ha venido perdiendo como muestra de que
algunos valores están deteriorados y es necesario rescatar en aras de
devolver a las nuevas generaciones una tradición nasa y muy útil.
Ahora en la Glorieta de Chivirico, municipio Guamà en Santiago de
Cuba, lugar que algunos sólo le veían como espacio para las retretas
de la Banda de música municipal, ahora sirve también como lugar
escogido para que las parejas que deciden establecer oficialmente su
matrimonio y patentizarlo ante un notario, lo escojan como marco
idóneo para hacer publico un lazo de infinito amor.
Este fin de semana en Chivirico resultó significativo y hasta singular
para este poblado que, muy acertadamente Heriberto Dimè y Adanay Cruz
bailaran a ritmo del acompañamiento de las interpretaciones en vivo de
la agrupación "Septeto Guamá" de donde es también miembro el "Niche",
seudónimo con el cual conocen mejor a este joven que prefirió las
nupcias a estilo lleno de romanticismo pero muy acogido a los nuevos
tiempos.
El hecho no escapó de la filmación de turistas canadienses que de paso
por el parque de Chivirico quisieron llevarse el testimonio integro
de que en Cuba no es necesario asistir a una Iglesia para que la
ocasión del casamiento quede con las formalidades serias y
responsables que debe llevar èste. La notaria, una profesional del
derecho formada en las aulas del propio territorio, hizo gala de sus
dotes como Juristas y les tributó a la pareja la "sentencia final" de
guardar fidelidad sin limites hasta que las muerte los separe.
No pocos fueron los que a su paso por el parque, al presenciar el
motivo de casamiento, enseguida opinaron lo bello y extraordinario que
siempre resultará escoger la formalización del matrimonio en boda como
un hecho al cual no deberemos renunciar y siempre luchar por rescatarlo.


----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: