domingo, 3 de octubre de 2010

En los consultorios mèdicos tambien se educa.

Chivirico. 3 de octubre del 2010.
El programa materno infantil en Chivirico del municipio Guamá reclama
de la labor intersectorial de todos los factores comunitarios en favor
de detener la tendencia a que haya pocos nacimientos si se comparan
con anteriores años y a la vez, que los índices de mortalidad estén
por encima de la media provincial y nacional.
Interesante resulta como los médicos, enfermeras y demás factores de
la comunidad se integran de forma revolucionaria para enfrentar
aquellos fenómenos que pudieran ser la condicionante a una muerte
tanto del pequeño como de la madre. El medico de familia cumple su
papel, no se le escapa la captación temprana de las embarazadas,
alerta de los posibles riesgos tanto clínicos como psicosociales que
amenacen la estabilidad en el proceso de embarazo.
Charlas educativas nunca están de más. Se ha comprobado que factores
culturales y educativos han sido la causa de muertes de pequeños, como
la bronco aspiración porque la madre no tuvo el cuidado de poner al
bebé en posición adecuada para suministrarle la leche, muertes por
aplastamiento en la cama de los adultos al poner el recién nacido a
dormir junto a los padres para que "el calor le deje dormir".
"No se acepta que tanto esfuerzo del Estado Revolucionario en recursos
tanto humanos como materiales se echen a la borda por una inadecuada
preparación de la embarazada y de la familia para que asuman con toda
responsabilidad este proceso que marca nuestro nivel de desarrollo en
la salud pública" -plantean los facultativos cuando en sus
intervenciones apelan a un mejor resultado del PAMI (Programa Materno
Infantil).
De hecho, que se desarrolle este programa de Charlas y debates en cada
consultorio del medico de la familia puede contribuir decisivamente a
mejorar los índices tanto de bajo peso al nacer como de los fallecidos
por cada mil nacidos vivos.
"No es posible que si los trabajadores Sociales junto a las comisiones
medicas prescriben la asignación de módulos alimenticios para aquellos
que necesitan un reforzamiento de la dieta, haya en la familia
miembros indolentes que la consuman y no la asignen a quien
verdaderamente la necesita -¿Es o no cultural este fenómeno?"-
pregunta el médico cuando conoce que dentro de la comunidad hay
personas faltos de conciencia que hasta, victimas de alcohólicos en la
familia, son capaces hasta de vender el suplemente alimenticio para
costear el vicio.
Imágenes como estas se puede apreciar en los 54 consultorios del
medico de la familia que funcionan en estas inmediaciones de la Sierra
Maestra santiaguera donde la Unidad asistencial no està solo diseñada
para prestar un servicio médico, aquí también se educa.

----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: