sábado, 4 de septiembre de 2010

Le agradezco mucho a Navarro Coello.

Ha fallecido este maestro de la Locución en Cuba. Le recuerdo
infinitamente porque él ejerció tremenda influencia en mi vida
profesional como periodista. Recuerdo cuando cursaba yo el tercer año
de la Licenciatura den Periodismo en la Universidad de Oriente y, ante
la solicitud expresa de entregar una crónica con un tema dirigido y
forzado, acometí el encargó pero al final me dijeron los periodistas
que evaluaron mi trabajo periodístico que la crónica me la había hecho
"Navarro". En verdad Julián Ercilio Navarro Coello detuvo su voz no
donde yo había puesto los signos de puntuación. El le puso la
intencionalidad manifiesta donde requería. Este locutor hace unos días
me envió un mensaje con una joven guamense que lo vio en el parque de
la Alameda en Santiago de Cuba y le pidió encarecidamente que me
saludara, que èl estaría todos los días sentado allì en el parque
cerca de su hermana querida, en espera de los que quisiera un rato
conversar con èl.
Ercilio aportó a la tesis de mi maestría en periodismo lo que me
permitió validar el proyecto. Gracias a él conocí que en CMKC "Radio
Revolución" un periodista nombrado Pérez López conducía una sección
periodística de opinión bautizada con "Chicho Timbrazo" en la que, a
través del dialogo construido por el propio periodista y el personaje
creado por él, denunciaba situaciones que exigían el tratamiento
oportuno. A él le debo mucho porque en radio Coral desde el año 1995
hago ejercicio de una sección con similares características y, en el
afán de validarla científicamente en la Universidad de Oriente, el
aporte de Navaro con su testimonio le puso el puntillazo ante el
tribunal. Gracias Navarro por tus entregas a nuestra profesión.
Hoy y siempre te recordarè.


----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: