jueves, 22 de julio de 2010

Crónica a una medico de familia santiaguera que presta servicio en los campos de Guamà

La Plata. 22 de julio del 2010. Eida García es una de las médicos
recién graduadas del Instituto Superior de Ciencias Medicas de la
ciudad de Santiago de Cuba que vino a las montañas del municipio Guamá
para garantizar con sus conocimientos mayor tranquilidad a quienes
viven en unos de los lugares de menor densidad poblacional en Cuba en
esta parte santiaguera de la Sierra Maestra.
Eida sabe a conciencia que calar montañas hermana hombres, a ella se
le aprecia tremenda vitalidad no sólo por su extremada juventud sino
que, ha sabido adaptarse a las condiciones del campo, la vida "bruta"
que llevan quienes, alejados de las bondades que percibe actualmente
la civilización humana en las ciudades, hacen sus labores cotidianas
como si estuvieran donde mejor se puede vivir.
Eida cambió de consultorio, comenzó en la costa, en el consultorio de
La plata y ya en las reuniones que efectúan los médicos de familia en
Guamá su nombre se inscribe como una de las de mejores resultado
integralmente. Por si fuera poco, Eida ahora decidió subir hacia un
consultorio en medio de la serranía, en Purialòn, a unos ocho
kilómetros montaña adentro en la parte del Jigue.
Eida no ha perdido el brillo de su normal galantería en la escuela de
medicina. Sigue con sus vestuarios llamativos y egocéntricos pero no
deja por esa razón de ser profunda en su labor profesional. Tiene a
los vecinos de El purialòn "echados en un bolcillo" como cuando se
dice que se lo ha sabido ganar como prueba de la empatía que se le
exige a los galenos en sus relaciones con los pacientes.
Ya hay resultados, y así lo atestigua sus declaraciones de que tiene
bajo control cuáles son las enfermedades de mayor riesgo. Para cada
quien está previsto un tratamiento consciente de las causas que
justifican la prescripción.
Eida es natural del reparto Agüero en Santiago de Cuba. No duden que
como muchos que vinieron en igualdad de condiciones en la prestación
de un servicio social, prueben de lo satisfactorio que resulta las
bondades de la vida del campo y se sume a los que desde más de una
década han formado familia acá y hasta han alcanzado desde esta
serranía ser excelentes especialistas en actividades medicas de
relevantes exigencias.


----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: