martes, 11 de mayo de 2010

Llegar a cien, un privilegio de la naturaleza.

Cada hombre o mujer que llegue a los cien años de edad es un
acontecimiento digno de destacar pues el humano siempre le tiende a la
vida importantes desafíos. De hecho, María Sánchez Enamorado llegó a
los cien en el reparto Los Mangos en Chivirico municipio Guamá y sus
compañeras de la delegación de la Federación de Mujeres Cubanas le
tributan una calidad felicitación en su onomástico.
En Cuba, a pesar de las limitaciones propias originadas por el bloqueo
y embargo económico a este país por parte de las Estados Unidos, sus
habitantes tienen un promedio de vida superior a los setenta y un años
de edad y como parte de la educación que deben tener los adultos para
prolongar su existencia, existen clubs de la tercera edad que les
orienta diferentes formas para hacer de este periodo lo más
"llevadero posible", entre ellos el de "Los ciento veinte años".
María Sánchez Enamorado nació en Baire y, para ella el ambiente de
guerra que se vivió entonces cuando concluía la guerra libertadora de
los mambises en los campos de Oriente fue reseñado muy cerca de sus
padres en los primeros años de su infancia.
María Llegó a cien años, un privilegio que le otorga la naturaleza y
que, conscientes sus compañeras de lo que debe disfrutarse, les
otorgaron en la delegación número dos de Los mangos en Chivirico un
grato momento que le llenó de satisfacción espiritual.
Todos quisiéramos llegar a cien años con la mente lúcida y la
expresión oral fluida como la tiene María Sánchez Enamorado. Es el
derecho que aspiramos se nos conceda, sólo queda que la ley natural
del azar nos lo ofrezca. Por eso a María ¡Muchas Felicidades!.
Por. Benigno Rodríguez Torres.

----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: