miércoles, 2 de diciembre de 2009

Rinden tributo a Ciro Redondo en Mal Verde del Turquino.

Aunque la geografía del municipio Guamà por naturaleza es difícil
para trasladarse, nunca este ha sido un impedimento para que las
autoridades del territorio rindan tributo a los mártires de la patria
que murieron en estas intrincadas lomas. A diecisiete kilómetros
montaña adentro, atravesando 16 pasos de ríos con caudal respetable,
los cuadros directivos centros tanto del partido y gobierno en esta
ocasión llegaron hasta el panteón erigido al comandante Ciro Redondo,
ascendido asì póstumamente luego de su muerte en Mal verde del Turquino.
Además de los guamenses, representantes del municipio Buey Arriba en
Granma llegaron al lugar donde Ciro recibiera un tiro mortal en la
frente. Sergio Redondo, hermano de Ciro vino desde Ciudad Habana y
atestiguó datos interesantes.
En medio de un extenso bosque, casi inaccesible, aparece este lugar
donde cada año tanto guamenses como los de Buey Arriba vienen hasta
acá a rendir tributo a uno de los expedicionarios del Granma, cuyo
destino lo condujo a morir en estos lares aún siendo de Artemisa Habana.
Este nueve de diciembre Ciro redondo cumpliría año de vida. Este joven
de tan sólo veinte y un años cuando su muerte, quedará por siempre en
la memoria de los cubanos.
Es un reporte de Benigno Rodrìguez Torres.


----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: