lunes, 12 de octubre de 2009

La peor falta de un cuadro es incumplir sus planes.

Chivirico. No es casual que en el salón de reuniones del Poder Popular
en el municipio Guamá, aparezca un mensaje que constantemente convoca
a la reflexión y al combate: "La peor falta de un cuadro es incumplir
sus planes". No han sido pocos los que, por razones justificadas o
no, se hayan sentido aludidos y presionados a cumplir sus compromisos
en entregar obras en beneficio del pueblo. Lo cierto es que funciona.
Para estos días, previo a celebrar en Cuba el día de la cultura
cubana, el 20 de octubre, cuando por vez primera se cantó el Himno de
Bayamo, el Himno que representa a los cubanos todos; en Chivirico los
pobladores de esta zona se han comprometido en entregar, para
satisfacción del pueblo, varias obras sociales.
Es una revolución de pueblo lo que se vive en el Hospital Rural
Docente Giraldo Aponte Fonseca de esta cabecera administrativa, donde
en cambios de labor, en trabajos voluntarios, en masa se asiste para
dar los toques finales al edificio central que prestará los servicios
de hospitalización, los medios de diagnósticos, servicio de urgencia,
estomatología de urgencia y el tecnosuma, este ultimo como parte de un
equipamiento de avanzada para los análisis de laboratorio que
permitirá procesar varias muestras sin necesidad de trasladarla a
otros laboratorios de la ciudad de Santiago de Cuba y que permitirá
hacer diagnostico temprano de múltiples enfermedades, entre ellas, el
cáncer de próstata, pruebas del SIDA, Hepatitis y otras de avanzada.
Casi un sueño, está listo el salón de parto con tecnología de punta,
algo que parecía lejano pues desde hace cinco años, en Guamá no nace
un guamense. Las embarazadas de aquí se trasladaban hacia la ciudad
de Santiago de Cuba prácticamente a las treinta y seis semanas y
ahora, a partir de este próximo veinte y cuatro de octubre, el salón
de parto, con una de los mejores recursos de la provincia, se pondrá a
disposición del pueblo. Faltan por parir en lo que queda de año 122
embarazadas y muchas de ellas verán nacer su bebé en esta remozada
instalación.
Los médicos, enfermeras y personal de la salud en Guamá saben que
faltarle al compromiso de entregar estas obras es cometer la peor
falta que encontrará el unánime repudio de quienes esperan
ansiosamente por su materialización.


----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: