miércoles, 26 de agosto de 2009

Se hace necesario promover la fisoterapia en Guamà.

Hace apenas dos años, en el poblado de Aserradero, tercer nucleo
poblacional en importancia del municipio Guamà en la provincia
Santiago de Cuba, inauguraron una sala de fisioterapia que, a juzgar
por la cantidad de personas que han acudido a recibir servicio, se
puede afirmar que está subutilizada y necesita se promocione la
actividad que realizan los técnicos que laboran en ella.
Al conversar con el podólogo Carlos Daniel Maceo, nos refirió
experiencias muy interesantes que ameritan sean reconocidas. Por
ejemplo, nos hizo comentarios sobre aspectos técnicos sobre las
verrugas plantar, tratadas ampliamente en sus incursiones con paciente
de la zona.
Carlos manifestó que la diferencia entre una verruga plantar y lo
conocido como un callo, es que este último sólo produce dolor si se
presiona sobre él, pero no molesta frente a un pellizco. Por el
contrario la verruga plantar, aparte de tener una forma más definida,
es sensible a la presión y al pellizco, y es posible que se noten unos
puntos negros que son los capilares de los que se alimenta.
"Muchas veces se presta poca atención al calzado y a los pies, como
por ejemplo en verano, en la que se acostumbra a caminar demasiadas
veces descalzo o con malos calzados. Las playas, dependiendo de su
tipología, de arena fina, gravosa, o de piedras, no siempre están
limpias de objetos, y por tanto es mejor que el pié vaya lo más libre
posible, al ser suelos inestables, y es mejor proteger la planta del
pié para evitar heridas y para ello es conveniente el uso de
chancletas u otro calzado veraniego, pero no se debe andar descalzo".
Carlos nos insistió en que debe hacerse un serio trabajo de promoción
de los servicios que ellos prestan y los efectos beneficiosos que
reportan. "Se nota que la población aún no está consiente de las
ventajas que brindan -nos acotó-, Los resultados con los pacientes que
han venido así avalan la calidad del servicio. Esperamos vengan más a
menudo y sean más estables".
En Guamà se han abierto varias salas de fisioterapia con equipamientos
que no están explotados a toda su capacidad dada la baja asistencia de
los pacientes que desconocen del mismo. Incluso, por otro lado, en las
zonas montañosas donde funcionan una cincuenta salas de televisión, el
estado revolucionario cubano ha incluido dentro de estas Unidades de
servicio al pueblo, un técnico en fisioterapia que, aunque no dispone
de las herramientas optimas para ejercer la actividad, permite dar
auxilios a quienes tienen diagnosticada afecciones que con una
adecuada fisioterapia pueden restablecer sin necesidad de invertir
transporte y tiempo para acudir a las salas oficiales que le quedan
muy distante. En Uvero y Aserradero se prestan esos servicios
especializados y en el futuro se prevee abrir otras màs en los
restantes poblados como Ocujal y Chivirico.

No hay comentarios: