miércoles, 4 de junio de 2008

Debemos cuidar el medio ambiente.

Cuando veía ayer que se develaba un busto en homenaje a la destacada
científica Cubana Roselena Simeòn, quien dirigió el Ministerio de
Ciencia, tecnología y medio ambiente en cuba, recordaba la ocasión que
ella visitó nuestro municipio y tuve el privilegio de conversar con
ella al visitar la zona de Ocujal del Turquino cuando se evaluaba el
otorgamiento o no de la condición de Municipio Guamá sustentable o
ecológico.
Este cinco de junio se conmemora en todo el mundo el día mundial del
medio ambiente y, para nosotros, trabajadores de los medios de
difusión masivas, es un verdadero compromiso hacer referencia de las
acciones que se hacen a favor de preservar el medio ambiente.
Guamá es uno de los municipios con mayores reservas boscosas del
país, dado que está situado geográficamente en el gran parque nacional
Sierra Maestra, el macizo montañoso de mayor envergadura en la nación.
De hecho, no es casual que en la misma Falda del pico real del
Turquino, en las Cuevas, radique un organismo de acción que permite
controlar las voluntades negativas que atenten contra el ecosistema.
Preservar la reserva boscosa, su patrimonio tangible es una necesidad
vital para todos porque permite crear las garantías para la propia
existencia del ser humano.
Las voces todas deben unirse en función de educar, de crear una
conciencia en favor de lograr que los guamenses se proyecten en velar
por la riqueza forestal con que contamos.
Es triste que, en otras naciones donde la depredación irracional de
los bosques ponga en peligro a la especie que, en una ocasión, el
máximo líder de la revolución Cubana, Fidel, expresó que estaba en
riesgo de extinción si no se pusieran en practica políticas y
voluntades de gobiernos que aseguraran un equilibrio de nuestras
naciones.
Ayer, por ejemplo, rastreaba en internet una información que reflejaba
la situación actual con la carestía de los alimentos que, en gran
medida obedece a un inadecuado manejo y distribución de las riquezas
del medio ambiente. En Roma, lideres de múltiples naciones se
proyectan en crear una estrategia para hacer de nuestro planeta màs
racional y equitativo.
Nuestra madre naturaleza está urgida que se le atienda. Nunca olvido
aquellas palabras de un vecino de Chivirico, aquí en Guamà, hoy
jubilado. Francisco panadeiro quien, advirtiendo los peligros que se
ciernen sobre la humanidad local, éste, el hombre, comete hechos de
imprudencia eliminando especies animales que antes, eran muy comunes
verla en nuestras montañas. Su expresión era muy locuaz y enfática.
¡qué barbaros!
Tal vez a quienes no vieron esa población de manatíes en la costa, a
los que vieron y escucharon el sonido de las llamadas cotorras, por
supuesto que no echarían de menos, pero, razones le asisten a quienes
aclaman el regreso de esas especies pues, ellos representan un
importante eslabón en la cadena del ecosistema del cual formamos parte.


----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

No hay comentarios: