miércoles, 5 de diciembre de 2007

La crìtica fortalece, saquèmosle partido.

La controversia es un gènero dentro de la música campesina que es de gran aceptaciòn por la riqueza en la interpretación. Muestra a quien la escucha que la creación artística es rica, da matices, muestra las contradicciones propia de la discordancia o no coincidencia en los puntos de vistas. Pero es que, hoy no quiero hablar específicamente de la controversia musical, no. Quiero hablar en còmo es interesante que, algunos cuadros directivos le sacan provecho a la controversia, a las diferencias en los puntos de vistas y, a partir de ellas, sacan sus conclusiones, toman lo positivo a trazan un plan de acciòn.
Yo en lo personal quiero reconocer la respuesta positiva que siempre ha dado el directivo de la alimentaria cuando se le hace una referencia crìtica de algo que pudiera no estar funcionando como èl o sus cuadros de dirección lo prefieren. Recuerdo que cuando se les criticò por el no funcionamiento de la fabrica de conservas y mermeladas de aserradero, enseguida, sin resentimienmto de ningún tipo, obraron de buen parecer y echaron andar la industria que, si bien fue un poco tardio pero respondieron. Ahora, a raiz de un comentario que hice sobre la posibilidad real que se echase a perder cerca de una tonelada de cemento en la zona de los Gallegos, la crìtica fue aprovechada desde una optica constructiva, sin que haya en lo màs mínimo intenciones malsanas o de doble intención que, es en definitiva lo que nos debe mover y, enseguida se resolvió utilizar ese recurso para mejorar la instalación alimentaria de los Gallegos. Asì es como debemos actuar todos.
Yo sè que en ocasiones hay profesionales de la prensa que, un poco hipersensibilizado con las situaciones que demandan una crìtica, se les va la mano, o sea, son muy crudos y en vez de sugerir, lo que hacen es roncha. Esta vez, en la experiencia aludida no ha existido roncha, se ha obtenido resultados que benefician un colectivo y esto me hace sentir util y, veo que, desde mi posición humilde, es posible sugerir yt advertir la solución de inconvenientes.
Espero que a partir de este ejemplo se adquiera un poco de cultura acerca de la necesidad que se explote màs la critica en nuestros medios de difusión masiva tal y como nos lo pidió el burò político del partido en cuba pero, en correspondencia, debe haber una especial comunicación que permita a quienes tienen la responsabilidad de brindar servicio o generar valores en la producción, les permita corregir los tiros mal empleados involuntariamente.

En estos dieciocho años que llevo en el ejercicio del periodismo comunitario, ya estoy bastante canoso, he aprendido que, siempre a la crìtica hay sus resistencia. Hay quienes, aùn cuando deben aprovecharla, màs bien pueden sentir que se les està presionando públicamente y, se resisten en aceptar que nada es perfecto, que todos pudiéramos ser objeto de señalamientos. Sin embargo, es oportuno que reflexionemos al respecto.

Espero que comprendamos que, si no fuera por la existencia de la llamada contrapartida, nuestras ejecuciones no tuvieran señalamientos. Debemos saber convivir con quienes tiene la responsabilidad social de criticarnos. Yo por ejemplo, que soy de los que estàn del lado de los que tienen el recurso para criticar, muchas veces he sido criticado por los que no lo tienen en sus manos este medio. Lo hè aceptado y, nada, no he perdido, màs bien me he enriquecido porque, asì es la vida.
O es que no hemos aprendido todos con la posición que tuvo el presidente de Venezuela, Hugo Chavez cuando, esperando un sì, obtuvo un no en el referéndum.
Asì es, escuchemos la crìtica y veremos què fuerte nos convertiremos si la asimilamos concientemente.
Comentò: benigno Rodríguez Torres.

No hay comentarios: