miércoles, 5 de diciembre de 2007

debemos organizar màs las caminatas...

Las caminatas, acciòn de recorrer varios kilòmetros a pie, por parte de quienes se disponen a gastar un poco de energía física, ya sea para cumplimentar un objetivo personal o colectivo, siempre resulta una labor que repercute en la sanidad de quienes la practican.
Tal vez si le preguntàsemos a Eliécer Jower, nuestro caminante mayor, si el caminar constantemente le ha repercutido en mas salud, seguro responderìa que sì. Y eso se puede observar pues la resistencia física es un factor que se obtiene con el ejercicio. Sin embargo, puedo advertir que existe una tendencia a la no practica del deporte personal. El correr para, una vez concluida la jornada laboral, liberar los estrés y gastar aquellas energias acumuladas que tanto daño nos hacen
Al hablar de caminatas, siento que estas , lejos de que se hagan mas sistemàtica, en alarde de fortalece en nuestra juventud, muchos se resisten a practicarla. Pregunto: Què joven no ha encontrado el amor de su vida en una de esas caminatas organizadas por la juventud, Seguro podràn contestar aquellos que la practicaron en fechas y ocasiones històricas que se celebraban.
Hace unos dìas le preguntè a una joven, ella muy llena de salud. Por lo menos se advierte en su esbeltes. Le preguntè si iba a volver a realizar una caminata como la realizada a Mar verde del Turquino. La joven mostrò un rostro de desaprobación y expresò que jamas lo volverìa hacer. Me comentò que sus muslos se quemaron por el rose y el calor en el recorrido y, que, esa experiencia le resultò negativa.
Seguro si hubiese matizado la ocasión con un reflejo espiritual mucho màs placentero. Interpretese bien, seguro las quemaduras n9 hubiesen estado en primer plano en sus recuerdos desafortunados. Me refiero a que los organizadores de estas caminatas deben tener en cuenta habilitar espacios recreativos que compensen estas esfuerzos, lo hagan màs ligeros y permitan el intercambio agradable entre los participantes.
Las caminatas muchos la practican con fines terapéuticos, otros lo hacen por necesidad de llegar hasta sus hogares en las montañas porque no tienen otros medios de transporte que sus propios pie para la locomoción. Pero, he leìdo en literatura medica especializada que, no hay un ejercicio màs practico y beneficioso para la salud que organizar caminatas diarias.
Por eso, no les voy a dar una lista de repercusiones positivas, sòlo les voy a recomendar que las practiquen y que , quienes pueden organizarla , lo hagan màs a menudo.

1 comentario:

Al Godar dijo...

Incluyo tu blog en mi lista de Blogs sobre Cuba.
Saludos
Al Godar